"These days there’s so much paper to fill, or digital paper to fill, that whoever writes the first few things gets cut and pasted. Whoever gets their opinion in first has all that power". Thom Yorke

"Leer es cubrirse la cara, pensé. Leer es cubrirse la cara. Y escribir es mostrarla." Alejandro Zambra

"Ser joven no significa sólo tener pocos años, sino sentir más de la cuenta, sentir tanto que crees que vas a explotar."Alberto Fuguet

"Para impresionar a las chicas de los 70 tuve que leer a Freud, Althusser, Gramsci, Neruda y Carpentier antes de llegar a los 18. Para seducir a las chicas de los 70 me hice especialista en Borges, Tolstoi, Nietzsche y Mircea Elíade sin haber cumplido los 21. Menos mal que ninguna me hizo caso porque entonces hoy sería un ignorante". Fernando Iwasaki


viernes, 18 de noviembre de 2011

De cachorros y toros...

En promedio, cada dos meses siempre veo un tumulto de personas vestidos con polos blancos, portando cartulinas escritas con plumón de pizarra, y pidiendo a la gente que firme "planillones" de protesta. Tambien veo a un tío vestido de toro bañado en tempera roja que se la pasa animando a los peatones de paso a comprar su mensaje como si fuera el Timoteo de una fiesta infantil. La verdad es que no sé si por lo general estas manifestaciones son de la misma forma siempre, pero es lo que yo he visto y de tanto verlos parados en la puerta de la universidad ya a veces siento que es una rutina más de los limeños.


El ciclo pasado estaba tranquilo en mi salón (durmiendo como siempre creo), cuando me alcanzaron un papel, que en un primer momento pensé que era la lista de clases (la misma que me salvará a fin de ciclo) pero lo que vi fue una serie de cuadros tipo referéndum. Decía que era una recolección de firmas en pronunciamiento en contra de las corridas de toros, y lo hacía una chica con pinta de etnocacerista que consideraba que no había forma que pensemos lo contrario, que la barbarie estaba allí y teníamos que combatirla desde las aulas,blablablabla. Al final una de las hojas se convirtió en un avioncito que volaba como los mil diablos por todo el salón.

No quiero parecer demasiado sarcástico, pero es lo que observo y lo digo sin "mala leche". Lo que pasa es que simplemente no creo que sea la mejor forma de acabar con esta practica que ya lleva siglos en nuestro país y se extiende cada vez más por provincias. En mi opinión es el tipico "mucho floro, poca acción". Hace años que se discute lo mismo, de si hay tortura, de si el maltrato existe, de si es arte, etc. La verdad es que eso existe y es innegable. Pero firmando papeles y papeles, lo unico q se hace es gastar mas árboles. La verdad es que eso no funciona, porque es todo un negocio elitista de alcurnia que sirve a la clase alta limeña en su mayoría para aparecer en la pagina de Sociales de EL COMERCIO y demostrar que sus apellidos compuestos tienen 34243241 vocablos. La cuestión es educar sobre ello en los colegios. No en los nacionales, sino en los de mayor poder adquisitivo porque son ellos quienes cultivan el afán de asistir a dichos eventos. ¿ No es mejor bajar la demanda de asistencia, de modo que la oferta se retrae y poco a poco va menguando el interés por la matanza?¿No es más productivo ello a largo plazo que recolectar firmas en planillones que moriran en un sistema burocrático disfuncional? Dejo esas dos preguntas en el aire.

En la otra esquina, están los protectores de animales más pensantes y racionales. Cuando salgo a correr o simplemente caminar por Jesús María, veo en cada poste de luz aparte de los residuos de la campaña electoral pasada y la propaganda del clásico "Chaman norteño" que hace amarres, las campañas informativas de la municipalidad en cuestión de mascotas. Aparte de las indicaciones de los deberes cívicos que conllevan lo mismo (como el de no adornar las veredas con los no tan lindos residuos fecales)  está también el banner de "Rescate a mascotas", es decir, de la política de salvar a mascotas en el más completo abandono. Y una amiga dice que también se realiza en Pueblo Libre. Incluso hay campañas de adopción en asociación con albergues conformados por jóvenes entusiastas que sacrifican su tiempo para ayudar en lo que se pueda a estos animales. Algunos prefieren recorrer las calles recogiendo a estos animales con el mismo ahínco que un bombero voluntario apagando un incendio u otros vendiendo souvenirs para financiar los costos en los que se pueda incurrir por alimentación, vacunas, difusión, etc. La cuestión diferente es que aquí el beneficio es palpable, efectivo y concreto. No sólo es el típico "Ay que pena el perrito cojo de allí", sino el de "¿Que hago yo por cambiar esta situación?". Y esto no solo pasa en este pequeño aspecto, sino que se cumple en varias situaciones sociales de las que me dedicaré a escribir en futuras oportunidades.



Yo nunca he tenido una mascota, y lo más cercano a un perrito que ha habido en mi casa son los peluches de Scott que tiene mi hermana. Pero no por ello creo que debamos ser indiferentes a una situación como esta, así no sea de vital importancia, ya que en acciones como la de los jóvenes que voluntariamente ofrecen su tiempo se demuestra que si somos capaces de ayudar a un ser humano, seremos capaces de actuar más humanamente cuando un ser humano nos necesite. Así que tengamos o no tengamos mascota, creo que debemos reconocer como loable este tipo de acciones y apoyar en la medida de nuestras posibilidades, aunque recordando siempre que no solo los animales nos necesitan sino nuestros semejantes. Y a los defensores de los toros, por favor, que no le echen ganas sólo en el mes previo a la "Feria por el Señor de los Milagros" de la Plaza de Acho porque lo suyo ya parece tradición, si quieren lograr algo tienen que hacerlo todo el año y eso va sobretodo para aquellos que luego de estar con su cartón de protesta anti taurino se van a comer su Whooper en Burger King o su parrillada.

Si alguien desea enterarse algo más sobre estas campañas puede darle clic a los siguientes links:

http://adopcionesperu.blogspot.com/


-http://www.facebook.com/profile.php?id=100001822041248

http://www.facebook.com/albergue.marlene





viernes, 4 de noviembre de 2011

La niña mala

Hay tantas cosas sobre las que quisiera escribir, desde la chica que usaba una especie de gabardina blanca y sus balerinas Skechers que subio a las 7:45 am a mi micro y de la que me quedé templado durante los 27 minutos que duró el trayecto y que no me permitió terminar de estudiar para mi examen de Macroeconomía ya sea por sus brillantes ojos de color miel o por su piel lozana que rebozaba a plena luz de la mañana (así haya estado todo el cielo nublado con el característico cielo gris "panza de burro" limeño), hasta de lo que se siente el cumplir 19 años, del sentido de tener un año más de vida en mi DNI , y de saber que se va alejando una parte de mi ser cada vez mas de una etapa tan sublime y conflictiva como es la adolescencia (así tenga mis momentos de inmadurez únicos). La verdad es que quiero hablar del libro que terminé de leer hace una semana aproximadamente y que me dejó reflexionando hasta ahora: "Travesuras de la niña mala" de Mario Vargas Llosa

Debo decir que me lo recomendaron hace meses (lo cual le agradeceré el resto del año a la chica que lo hizo) y no pensé que fuera un libro con un tópico que esté relacionado con ciertas vivencias de las que haya sido partícipe. Si no lo has leído y preguntas de que trata, lo primero que te dirán es que es un libro lleno de cosas relacionadas con sexo, así de crudo y explícito, lo cual causa el morbo inmediatamente y el interés en su lectura en un primer momento, lo cual no creo que deba de hacernos sentir mal, ya que cualquier motivo para leer debe ser bienvenido si nos abre un mundo nuevo por descubrir en cada página. Pero los que de verdad han podido disfrutar de cada línea, me darán la razón en que va más allá de poses o acrobacias del tipo sexual que puedan darse en ciertos pasajes de la historia. Hay una historia de amor que traspasa los años, con personajes tan disimiles como únicos que se ven confrontados en lugares como Paris, Londres, Tokio y nuestra capital. Los personajes se llaman Ricardo y Otilia, pero podrían tomar cualquier nombre que conozcamos, que son testigos de periodos llenos de una historia política y económica tan convulsionados como lo fueron los años 50,60, 70 y 80´s. El amor es visto de una manera única y de la cual pretendo hablar a continuación.

No, no crean que voy a contarles que es lo que pasa en la historia. Pero si del tema que me llevó a escribir esta pregunta. ¿ Qué serías capaz de hacer por la mujer que amas y saber si de verdad sea ella la correcta?. Cuando recién comencé a leer, me encontré con el típico chico miraflorino de los 50 que describe de manera magistral Vargas Llosa que vive rutinariamente, sin preocupaciones de tipo existencial propio del ambiente en el que se encuentra hasta que una aparición en apariencia inocente marcará su destino sin que tenga conciencia de ello: La "chilenita". Una chica como cualquiera, pero que tiene un encanto que sólo él es capaz de ver, pero con unas características que la marcarán desde un primer momento: La frialdad romántica, el interes, la ostentación  y el sincretismo. El se da cuenta de eso, pero cree que es un amor pasajero, como todos los que se vive en la adolescencia, y la perdona a pesar que ella nunca le "de bola".

Los años pasan, y en un momento dado en el cual el se encuentra viviendo el sueño de residir en la capital francesa sin ambiciones claras sobre su destino, aparece de nuevo ella, con otro nombre, en otro contexto, pero con la misma sensación de querer comerse el mundo a como de lugar, asi tenga que valerse de acciones que la lleven a arriesgar su propia vida. Como en la adolescencia, ella al saberse querida por Ricardo, sabrá obtener beneficios del mismo, llenándose de placer y viviendo el momento, esperando el momento preciso para dar el "gran salto" que ella considera debe hacer para conseguir la felicidad que es el acumular riqueza para vivir sin miedos, con la seguridad que supuesta mente posee el tener riquezas y lujos frente a un mundo cada vez más poseído por la crematística. Es así como el "niño bueno" y la "niña mala" se irán encontrando a lo largo de su vida, en una constante lucha del primero por cambiar la mentalidad de la segunda, con decepciones y alegrías pasajeras, siendo las primeras las sensaciones que perduraran más tiempo, pero no las decisorias y más influyentes para Ricardo. Obviamente esto es un resumen casi hereje de lo que es el libro pero es mi base para exponer a continuación el porque es un tema que me haya atraído tanto.

En mi vida, creo que muchas veces me he sentido como el personaje protagonista y creo que he tenido la ¿suerte?¿desdicha? de conocer a muchas "niñas mala" como las que describe la historia. Si bien soy del tipo de chico que se ilusiona con cualquier chica espectacular que pase por mi lado, como lo demuestra el comienzo de este post, la verdad es que es bien difícil y por que no decirlo .."jodido" que me guste alguien de verdad. Es lo normal y le puede pasar a cualquiera. El problema viene cuando la chica en cuestión no corresponde de la misma manera a tal manifestación afectiva. Lo mejor en algunos casos es una negativa instantánea que llevará a uno a ensayar un rápida liberación de dicho cúmulo de emociones y sentimientos, pero que al fin y al cabo es lo mejor. El problema es cuando esa chica se aferra al misterio, a la duda, al "si o no" dubitativo y neutro. Sabe que tal vez no pueda albergar el mismo sentimiento hacia uno, pero trata de sacarle provecho, ya sea por saberse idolatrada y querida o por el simple afan de intentar crear algo que no nace instantáneamente y que muchas veces nunca existe. Los hombres que tienen este tipo de experiencia pueden ser tildados de "pisado", "saco largos" u otros apodos, pero la verdad es que cuando centras el mundo alrededor de una persona es bien difícil quitarla de tu vida en un santiamén. Luchas, reflexionas, meditas, buscas razones metafísicas para entender el porque, y tal vez no seamos capaces de comprenderlo del todo. Por ejemplo, tomaré mi caso, que es el de siempre enamorarme de la chica más dificil de conquistr: la que tiene enamorado, la que no olvida a su ex, la que tiene problemas familiares, la que es demasiado extrovertida, etc. Siempre termino enamorándome de la que es más difícil de "abordar" como dicen algunos, pero lo cierto es que busco a alguien que no sea como yo, porque eso es lo divertido: tener alguien que me complemente, porque sino mejor le digo para estar a mi reflejo en el espejo. Pero el costo puede ser demasiado alto y no muchos están preparados para asumirlo. Yo lo viví una vez, y aunque no sea el mejor de los recuerdos, solo Dios sabe si tenga que pasar por lo mismo otra vez para abandonar la soltería sin importar en que etapa de mi vida lo encuentre.Vivimos una época en que el amor sea ha vuelto menos cursi y romántico, y debemos asumir que los Shakespearey Casanova no volverán asi nomas (menos en San Valentin, la mayor cursilería del mundo) lo cual no quita que un poema de Neruda bien recitado sea un buen detalle. Debemos descubrir que tipo de amor queremos vivir, siempre cuidándonos de no vivir en el vicio que solo trae dolor y que termina jodiendo la vida.

Muy recomendable, el libro, ya sea por el simple afán de leer una historia nueva, y quien sabe, tal vez en las lineas escritas por el Nobel peruano encuentres muchas respuestas a preguntas sobre nuestra experiencias en la vida