"These days there’s so much paper to fill, or digital paper to fill, that whoever writes the first few things gets cut and pasted. Whoever gets their opinion in first has all that power". Thom Yorke

"Leer es cubrirse la cara, pensé. Leer es cubrirse la cara. Y escribir es mostrarla." Alejandro Zambra

"Ser joven no significa sólo tener pocos años, sino sentir más de la cuenta, sentir tanto que crees que vas a explotar."Alberto Fuguet

"Para impresionar a las chicas de los 70 tuve que leer a Freud, Althusser, Gramsci, Neruda y Carpentier antes de llegar a los 18. Para seducir a las chicas de los 70 me hice especialista en Borges, Tolstoi, Nietzsche y Mircea Elíade sin haber cumplido los 21. Menos mal que ninguna me hizo caso porque entonces hoy sería un ignorante". Fernando Iwasaki


sábado, 28 de julio de 2012

Una divertida crónica donde el lector se entretendrá y recordará los entretelones de las elecciones pasadas a propósito del primer año con Ollanta como presidente



¿Es increíble, no? 365 días atrás estaba casi igual: desparramado en esta silla (que sigue malograda por cierto), hastiado del ciclo (justo había acabado los 13 cursos que llevé, 7 en la San Marcos y 6 en la de Piura)que había acabado tan solo 4 días antes del 28, prisionero bajo estas cuatro paredes por mi voluntad, salvado de hacer una de esas colas interminables en un terminal de buses listo para viajar en los carros más incómodos y peligrosos del mundo, con Federico Salazar (el que se parece a mí, no yo a él eh!)  con su transmisión en directo de los actos oficiales y frente a este mismo monitor .Hace exactamente un año también me puse a  escribir sobre la vergüenza ajena, indignación y desmoralización que me causaba la estupidez y media que vociferaba Martha Chavez (N.R. : http://zebaztian77.blogspot.com/2011/07/martha-chavez-representacion-de-un.html)  durante la toma de mando de Ollanta Humala. Sí, era Ollanta. Ya no la dantesca y voluminosa figura de Alan, sino la frágil ,en comparación,  imagen de un tímido y nervioso ex comandante en retiro. Al que le decían "Capítan Carlos". El hijo de ese dinosaurio de Isaac. El causante de que la mitad de los habituales veraneantes del boulevard de Asia hayan preguntado a sus agencias de viaje cómo estaba el clima en Miami en la época de Agosto. El culpable de que dos tercios de Lima Metropolitana haya pensado por lo menos una frase que sonaba algo así como "El Perú se está yendo al carajo". Era él pues quien estaba debajo de esa línea bicolor que es la banda presidencial, causando la más variada diversidad de sentimientos en mis compatriotas.

¿Pero cómo llegamos a esto? No era él acaso el mismo, que según los más connotados analistas políticos de más alta erudición y complejidad intelectual, no tenía posibilidad alguna en Diciembre del 2010. ¿Toledo no se la llevaba en primera?¿Castañeda no le ganaba a todos en 2da vuelta? . Esto siempre quise escribirlo, pero no quise precipitarme a hacerlo en plena campaña, con lo ánimos, las pasiones y sentimientos totalmente desbordados y exaltados.Dividamos los acontecimientos en las siguiente etapas, con los rótulos más inocentes (El orden cronológico no es mi principal virtud narrativa por si acaso, pero ¡vamos hombre!, tengo 19 años y a esta edad es de las cosas que menos importa) y que tuvieron ¿fin? hace un año exactamente.


  • El mudo avanza. avanza y parece que se cansa

Luis Castañeda, siguiendo una triste tradición peruana (que el autor de este post no sabe si Ricardo Palma llegó a considerar en su obra) que dicta que si "Robó pero hizo obras" es apto para gobernarnos, tenía un amplio margen de ventaja sobre sus contrincantes para las fiestas de fin de año del 2010 y la temporada veraniega del 2011. Incluso esta venía desde las primeras e inútiles encuestas que Apoyo hacía desde que Alan comenzó su segundo mandato en el 2006.Pero aunque no venció en el concurso del peor candidato presidencial, ¡Qué méritos hizo¡ Primero, quiso seguir una estrategia de silencio prudente ya que "sus obras hablarían por él", pero lo único que habló, mas bien dicho, gritó, lloró y pataleó fue el caso Comunicore en el que todos los funcionarios tenían la culpa menos... él, la cabeza de la municipalidad. Ni en Macondo pasaban estas cosas. Así que la estrategia no funcionó y fue igual de fallida que la de "Chaparrón" Paniagua en el  2006. Un calco. Pero al ex presidente tenía más dignidad que el nefasto chiclayano que nos gobernó la capital por años. De ahí quiso representar un papel  de comediante campechano, del que se burlaba de forma brillante los genio de "Los Chistosos" en Radio Programas. Su llegada a la recta final, daba más lástima que pena. "Le gano a todos en segunda vuelta", un slogan realmente de un realidad super alterna y que tuvo que utilizar como arañazo final en cuanto programa de señal abierta le abriera las puertas, desde Enemigos Públicos hasta Lima Limón. Cómo fue de tu triste su descenso a los infiernos que cuando fui a votar ni personeros de Solidaridad Nacional había. Aun así, quiso jugar una última carta que ya explicaré más adelante.

  • El cholo que no era de acero inoxidable y por eso se oxidó
Alejandro Toledo es uno de los personajes más caricaturescos de nuestro circo político. Carlos Alvarez no tiene que esforzarse demasiado. Tiene ademanes, gestos, muecas. Lo más gracioso es cuando se alucina el último hijo perdido de los 14 incas. Y tanto alucinó, que se le subió el mito del Inkarri a la cabeza y tuvo su Waterloo  a lo "peruvian style". Toledo, ex presidente, conocedor de las mañas del poder, supo manejar muy bien sus cartas y apuestas, PERO (siempre hay un pero en este tipo de tragedias) cayó redondo y casi sin pedir permiso en las trampas de sus rivales cuando estaba sobrepasando el 30% de intención de voto con miras a la primera vuelta, llevado por su obstinación ciega, la soberbia, el egocentrismo, los malos asesores y sí, hay que decirlo, el placer de saberse indestructible, superior. Se enfrentó con PPK que estaba arrinconado en una esquina, quiso bajar del tren a Humala y sólo lo hizo subir más. Empezó a despertar de la amnesia a la gente y le recordó porque su aprobación se acercó a un solo dígito durante su gobierno. No deslindó a tiempo del vergonzoso show mediático de la prueba toxicológica y cuando lo quiso hacer ya todo el mundo se había olvidado. En fin, si algún día muy lejano decidiese postular a la presidencia, no estaré seguro de que hacer, pero sí de lo no debo hacer por nada del mundo (aunque claro para este tipo de temas básico estudiar el caso Lourdes Flores de cajón). Aunque bueno, al igual Castañeda, el "cholo sagrado" todavía tenía su historia que contar más adelante.

  • El hijo negado de la oratoria y a chicotazos no aprendí
Los debates siempre serán los domingos. Eso es ley y no necesita estar escrito. Es el día de descanso, donde la familia vive, come y goza en los sillones. Donde la TV se vuelve el objeto más preciado. Donde los peruanos vemos, casi por automatización los dominicales de la noche. Y si hay elecciones, pues ¿habrá que ver no, para saber las propuestas?. Bah! La mayor de las mentiras dicha por peruanos para peruanos.Todos ya tienen decidido su voto, o lo harán en el periodo que trascurre desde la última semana antes de las elecciones dependiendo  de que partido les dio el mejor regalo hasta el minuto en que se le da a uno la cédula de votación.Bueno no me distraeré tanto. La cuestión es que vi el debate. Sí, ese en el que se presenta los 43242342134 candidatos inscritos. Es broma,son más creo. Y hay tal galería de personajes cantinflescos (con el perdón del gran Cantinflas), que Batman tiene de donde escoger para renovar las habitaciones del asilo de Arkham. Pero son dos los que escogí ya que para muestra, basta siempre un botón.En este caso dos: Pinazo y Noriega. No merecen que les recuerde su nombre. El primero no se si me dio risa o pena. Nunca había escuchado tanto ruido bajo la apariencia de un discurso, ni a los cobradores de la Orión o el Chama. Sobre su mensaje no puedo decir nada, porque el problema fue que justamente no lo entendí, y bueno fuera por la complejidad intelectual del que pueda estar emanando. Pero era pedirle peras al olmo. Y Noriega, Noriega, Noriega. Pensar que le cambias la "i" por la "u" y tienes a una de las sociedades más desarrolladas del mundo. En cambio, solo teníamos el apellido de un improvisado del circo "Elecciones peruanas" que con chicote en mano se proponía apelar al espíritu ancestral violento de los incas que llevamos supuestamente dentro, pero solo terminó en una triste imitación del Loco David, el barrista asesino. Exacerbar la violencia así sea metafóricamente nunca trae buenos resultados. Si algo bueno teníamos de todo lo anterior fue que a la mañana siguiente, tuvimos sobre un tema para rajar en la universidad que no abracaba exclusivamente a algún profesor.
  • Una plaga de cuys invade Lima (y no están chactados)
PPK fungía de despertador durante mis últimos años de colegio. Todos los días por las mañanas retumbaba su voz de androide en mi casa a través de las ondas de RPP, siempre desde un lugar diferente del interior del país. Así que mas o menos ya tenía decidido mi voto anticipadamente. Además, que en una de esas típicas conversaciones con un taxista que tuve en el verano del 2011 , cortesía del infernal tráfico limeño de las seis de la tarde, me decía para mi asombro que el votaría por PPK, por una simple razón. ¿Que ganaría un señor que lo ha ganado todo en lo académico y que tiene asegurada su vida en términos monetarios?. No fue un pensamiento profundo pero a un joven de 18 años lo termina convenciendo. Yo como estudiante de economía vi en el a un tecnocrata que creía necesitaba el país. No me daba verguenza decir por quien votaba así estuviese relegado buena parte de la campaña.
Fue el "pítufo" que nadie esperaba que despegara. Luego del "sancochado" que se termino quemando antes de tiempo, la estrategia del PPKUY, las redes sociales, pulseras, peluches, conferencias gratuitas con Cornejo a estadio lleno, su campaña despegó, y vaya que lo hizo. Le faltó poco, pero con lo hizo bastó para ser un caso digno de estudiarse en cursos de propaganda política y marketing. Hizo que miles de jóvenes salieran de su burbuja aunque sea un instante. Y eso en este país no es nada fácil.Luego entró en una oleada de confusión, pero creo que su mayor logro fue lo antes mencionado.

  •  Un puestito en el gobierno pues compadrito
Luego de los resultados de primera vuelta en que el "sida y el cáncer" pronosticados por Vargas Llosa quedaron como finalistas en el concurso de los más votados (y ¿por que no decirlo?, también de los más odiados), vino la época de reacomodos. Era realmente para no creerle a los ojos. Toledo, que luego de haber invertido la mitad de su publicidad en atacar a Humala, abrazándose con el ex comandante. Castañeda con Keiko. PPK también alineándose con la china En fin. una vez más quedaba demostrado que los principios se dejan a un lado cuando prima el egoísmo. La política es un juego y si uno debe ensuciarse, pues no se debe parar hasta llenarse de lodo e inmundicia. Esto parecer la praxis común, asquerosamente cierto. Ojalá que nuestra generación este lo suficientemente  indiganada para asumir un papel diferente en algunos años.

  • El Comercio se volvió Tromercio
Uno de los mejores recuerdos de mi niñez fue cuando visite el edificio de El Comercio, para hacer un trabajo de investigación del colegio de mano de mi padre. Recuerdo mis palabras al salir de ahi,"Papá, algún dia quiero trabajar ahí, asi sea un mes o años". Soy suscriptor desde hace años, pero nunca pensé que algún deseara dejar de serlo. Ese día llegó y estuvo entre la primera y la segunda vuelta. Que manera de ser tan "sutilmente" polarizado. Está bien, la linea editorial puede que este a favor de un candidato, ya que son humanos los que la dirigen, pero en aras de la verdad uno debe mostrar todos los argumentos y opiniones posibles. Básico en un periódico de alcance nacional y con un prestigio labrado con años de esfuerzo. Todo se iba al tacho día a día. Por ejemplo Correo y La Primera, al ser diarios menores podían hacer lo que querían relativamente, pero El Comercio era el diario de más alto renombre y lo iba pisoteando mostrando solo un lado de la campaña con columnistas escogidos no aleatoriamente y con una función ya encomendada. Decepcionante.
  • Hey! Mira! Mis amigos son analistas políticos!!
Uno de los momentos más hilarantes de la campaña se dio en las redes sociales. En el Facebook mas bien dicho. Mark Zuckerberg en su vida se iba a imagina que en un pais de Sudámerica su invento iba a servir de plataforma para las expresiones más apasionadas y sin argumentación de una campaña. Es decir, lo bueno fue que por un momento los jóvenes en general dejamos de publicar tontería y media en los estados (me incluyo), pero esa creencia de que si lo "pensamos nosotros, está bien y tú también debes hacerlo" nos hizo que lo que en un comienzo podía ser la génesis de una preocupación e interés por el bienestar del Perú terminó siendo un espejismo contra el que nos estrellamos. Nos dejamos llevar por la chacota, la pulserita, el muñequito, la propaganda. Y nos quedamos en lo anécdotico.No pensábamos, solo actuábamos. Solo fue el comienzo de algo peor que estaba por venir.
  • Bayly tenía un ventilador y una bolsa de barro
Una de esas frases geniales que suelo repetir enuncia que "el periodismo puede ser la más noble de las profesiones o el mas vil de los oficios". Bayly se llevó la corona en la segunda parte. Está bien. Uno de repente tiene sus ideas y debe expresarlas. Es el uso y derecho que tenemos de ejercer nuestra libertad de expresión. Pero al ser una figura pública esta debe ir acompañada de argumentos válidos y una acción que busque acercarse a la verdad y la transparencia. Bayly no hizo nada de eso. Desde su base de operaciones en la señal de América Televisión (cuyos accionistas mayoritarios pertenecían al grupo El Comercio eh!) despotricó todo lo que pudo contra Ollanta. Puede que estuviese de acuerdo con algunas de sus acusaciones pero de ahí a girar todo el contenido de su espacio a atacar a uno y no decir nada del otro para favorecer al segundo es inaceptable. Al final, terminó victimizándolo como es obvio y causo el efecto inverso  de lo que querían sus benefactores. Ahora sigue en Miami, ya no ha vuelto a aparecer por nuestras pantallas y busca tener el protagonismo literario a nivel regional que no ha logrado aun. Lástima. Y pensar que en la campaña del 2006 fue uno de los que consideré dentro de mi terna de mejores entrevistadores.

  • Nosotros matamos menos, la puta madre
Esta frase aun  sigue pintada como graffiti en los paraderos de Lima. Fue un insulto, el peor de los agravios a los que perdieron la vida de forma violenta en una guerra de la que solo eran victimas en la década de los 90.El autor: Jorge Trelles, vocero del clan fujimorista. Yo particularmente los detesto a  los fujimoristas, pero siendo objetivos, a todos nos pareció indignante lo que dijo este personaje. Denotaba la simplicidad de la vida para algunos. La real valía de los compatriotas menos favorecidos para los que tienen cierta clase de poder sobre los demás. No quiero decir más sobre este episodio, porque de ahí tengo que estar durmiendo 14 horas para que se me pase la cólera.
  • Y la bolsa caeraaaaá ♫
Cuando escogí la carrera de economía, lo hize porque en un momento de mi vida me veía enternado, maletín en mano, gritando como loco cifras en Wall Street. Sueños que le dicen.  Esa imagen se vio realmente trastocada cuando la aplique a la realidad nuestra en plena campaña por al segunda vuelta. Los pronótiscos sobre el indice de la bolsa eran más trágicos que ver el puntaje de la selección peruana en las eliminatorias. Todos lo analistas predecían un escenario nefasto y terrible. Nos estábamos yendo a la mierda. Sí, palabras menos, palabras más eso era lo que decían. Hay que salvar el país. Votemos por Keiko. Ella es la opción correcta. Somos traidores todos si votamos por Humala o viciamos el voto. No teníamos opción. La Confiep ya le habia dado su respaldo ni bien escuchó el primer boca de urna a las cuatro de la tarde. No importaba todos los factores que determinan el valor económico de las acciones,olo la especulación y el miedo, y vaya que tuvieron razón en parte. Menos mal, que fue solo en parte.La bolsa cayó, pero no se hundió hasta las profundidades para encontrarse con el Titanic.

  • Los caviares se balanceaban sobre la tela de una araña...
La hija de los Fujimori estaba al frente. La oportunidad de oro para todos aquellos izquierdistas de "boquilla" y de editoriales de periódicos para salvarnos. Quienes habían permanecidos agazapados durante toda la campaña, saltando de bando en bando como jugando a las escondidas decidieron unirse en torno al frente de Humala. No porque creyeran en él, sino porque era la "combi" más cercana. Hicieron su agosto antes de Fiestas Patrias. Si uno decidía votar por Humala por la firme convicción de evitar que premiáramos a los que saquearon literalmente el país por 10 años, esta se diluía al escucharlos hablar en entrevistas de televisión y de radio o en aulas de clase (esto no lo puedo corroborar pero si me han contado de otras universidades). Hablaban ahora de que no importaba si se giraba a lo que fuese que hace Chavez con su país, que así saldríamos de la pobreza. Todas esas ideas claro, gestadas tomando cómodamente su desayuno en el Haití o La Tiendecita Blanca. Hasta ahora existen y me siguen cayendo igual de espesos.


  • Facebook y Twitter son el Perú (de los que pagan y piratean su Internet)
El Facebook y el Twitter eran campos de batalla. El Perú está en contra de los dos que han quedado. La mayoría quería a PPK o a Toledo. ¿Pero si todos los eventos a los que les puse asistiré dicen "Yo voté para que Kuczynski sea mi presidente"?. Gente ilusa. Si bien en el 2006, Alan llegó de nuevo al sillón de Pizarro porque Lima y otras provincias de la costa lo quisieron, esta vez no iba a pasar lo mismo. Uno veia las encuestas del Facebook, y en todas se la llevaba lejos Keiko. Las páginas con más "me gusta", tenían la cara de Humala con la sonrisa del Joker. Asi que si uno era un joven que solo vivía para y por las noticias de la pagína inicial de su cuenta de Face, no temía tanto que los izquierdistas,golpistas y chavistas llegaran al poder. Total, de los 34878465 amigos que tengo y de los cuales solo conozco a 15 iban a votar por Fujimori. Además, ¿Su viejo robó pero hizo obras no?
  • Hey! Mira! Mis amigos ahora son expertos políticos!!
Si ya la mayoría de mis amigos se habían pronunciado a favor de PPK o Toledo en primera vuelta, ante un escenario que no esperaban no supieron que moda seguir ahora. Porque lo de primera vuelta fue una moda hay que decirlo sin tapujos. Y que me hackee el que me diga que es mentira. La cuestión es que la mitad de los estados que suelen decir estupidez y media propia de la edad, ahora eran tribunas desde las cuales se analizaba la coyuntura nacional, sin siquiera tocar un periódico y leer la parte que no son los deportes.Se notaba. La mayoría insultaba, agredía. A veces era chistoso, porque algunos sacaban su mejor repertorio de bromas irónicas. Pero muchos sacaron a la luz su ignorancia completa de la realidad nacional. Repetía sin chistar lo que su amigo más popular decía. No había personalidad y la fuerza de voluntad necesaria como para ponerse a analizar a ambos bandos y esgrimir una idea propia. O se preocupaban solo de su posible situación financiera y no de lo que le podía pasar al país entero. Y ya iban aflorando las muestras de bullyng electrónico que iba a recrudecer en la recta final. No fue un despertar de la juventud sino un descenso a los infiernos de la infamia.
  • De como algunas amigas de la universidad tuvieron delirios de Rambo
Me acuerdo que un día, me metí de voluntario para apoyar en la ceremonia de bienvenida a los"cachimbos" del 2011. Y la chica con la que me tocó recibir a los papás de aquellos nuevos estudiantes de la UDEP era una mis compañeras de salón. Y mientras hacíamos chistes sobre los sucesos bochornosos que pueden pasar en una ceremonia de ese calibre, surgió el tema de la política. Yo le dije pues que mi voto iba a ser viciado. Me recriminó 7 veces por lo menos el no tener conciencia cívica. Y yo le dije que ella ni votaba porque aun no tenía 18. Se río y me dijo que no era necesario. Ella iba impedir que Humala sea presidente. Me contó su plan disparatado en la que al final me di cuenta que estaban 3 compañeras más. Que KGB ni CIA. Ellas iban a apostarse en la plaza de armas el 28. Se iban a infiltrar entre los húsares y secuestrar a Ollanta. O "bajárselo" de ser necesario. Incluso ya tenían la logística del caso . Los "jajajaja" no paraban de salir de mi garganta. Pero ahora que me pongo a analizar, a pesar que no fue más que una broma tenía un triste trasfondo. Si la cuestión era impedir que Humala se impusiera, no importaba los medios para evitarlo, incluso si estos terminaban siendo los mismo a los que se le acusaba a él de haber utilizado en su epoca de Capitán Carlos.
  • Vargas Llosa es un ignorante, espera....¿qué?¿es el mismo que ganó esa cosa del Nobel no?
Todos en general, cuando supimos que un peruano por fin logro el aclamado premio de la Academia Sueca nos alegramos. Compartimos la noticia, esbozamos sonrisas, inflamos el pecho y brindamos incluso. Hasta lo que no sabían que era escritor. Hasta quienes lo odiaron en la campaña del 90. Que bueno caray! No pasaron ni 6 meses y más de la mitad de los mismos le recordaba la madre al Nobel. Le decían que era un resentido, un mentiroso, un traidor, desleal. Que le importaba un pepino el país, porque el vivía en el extranjero. Y todo por decir que no pensaba votar por Keiko y que Humala se había moderado. Encendió la llama del odio. Fue la piñata de la fiesta. La que se armó. Hasta el video de la putada de madre de De Soto circuló como pan caliente. Así haya reconocido que odia a Chavez y que detestaba la idea de que hayan quedado solo esos dos candidatos, no le perdonaron nada. Fue uno de los pocos con agallas, como  para oponerse al todopoderoso Grupo El Comercio. Si bien no comparto sus ideas en mayoría  si estuve de acuerdo con su actitud rebelde. Y vaya que tuvo razón al final menos mal. Ollanta de moderó. Porque si giraba al lado oscuro de Chavez, Morale, Correa y otros presidentes impresentables (que al final la verdad parecen la versión actualizada de la "banda del choclito), a Vargas Llosa lo iban a hacer puré de Nobel.
  • La marcha por mi balón de gas y otras cojudeces a las que les puse like
Luego que ganó Humala se sucedieron una infinidad de eventos creados en el Facebook. Marchas en plazas para protestar. Recolección de firmas para un referendum. Impugnacions por doquier. Incluso no faltaban los vivos que hacían y los gansos que caían ,en ciertas rifas de colaboración para ir a la Onpe y pedir fraude.Solo me acuerdo de una de las tantas a las que le puse "Asistiré", mas por aburrido que por convencido y era la Marcha para que Humala nos de un balon de gas el 28 de julio a 14 soles. Aunque fue una buena broma, las otras no lo eran tanto. Eran solo reflejo de una intolerancia latente en nosotros, un tabú del que no queremos que nos acusen y salga al aire. De cuanto nos importa un pepino la situación del país mientras no ocurra lo que nosotros queremos. y aunque esta no le hizo daño a nadie, puede ser un presagio de como podríamos tomar las decisiones más importantes en materia de gobierno de acá a 20 años.
  • El holocausto ha llegado, crucificad humalistas y maricones que viciaron su voto debemos  y que la beata Melchorita nos ampare
Y finalmente al tema que quería llegar. Aunque ya dije algo hace unas cuantas oraciones, quería decirlo claramente. Somos discriminadores y abusivos. Una vez que salió el boca de urna, las redes sociales se volvieron un hervidero de comentarios racistas y denigrantes. Insultos por doquier a quienes se sabía que habían votado por Humala o habían viciado su voto. Cobardes. Maricones. Insensatos. Bestias.  Gente incluso que no había votado. Hasta escolares de secundaria de prestaban al juego. Tuvo que pasar meses para que esa realidad cesara. La mayoría aprovechó estas circunstancias para agarrársela con los que no le caían o a los que veía por sobre el hombro. Nos sirvió para ver el rostro detrás de la máscara de algunos. Triste pero cierto. Por ahora todo ha vuelto a ser "Memes" y estupidez y media como siempre en el Facebook. Pero esperense al 2016. Vendrá todo lo anterior recargado. Espero que este blog siga abierto para entonces.

Pd.Yo vicié mi voto y no me arrepiento de ello hasta la fecha. Solo para aclararlo y para que no me hagan bullying

Feliz 28, Fiestas Patrias y Viva el Perú

sábado, 21 de julio de 2012

En el dolor hermanos, pero un toque nomás


Why can't we see
That when we bleed we bleed the same


2001-2011
A fines del 2001, aun vivía en el Centro de Lima. Era un niño de 9 años perteneciente a la clase media, viviendo en un lugar de clase baja pero con complejos de alta. Los sábados solíamos ir con mi familia a caminar y pasear por el Barrio Chino con el pretexto de hacer las compras necesarias para el fin de semana. Entre librerías abarrotadas, vitrinas con cadáveres de patos colgando, ciegos que tocaban música en la calle con el fin de que sus botellas de plástico cortadas a la mitad aumenten su volumen de monedas y otros picarescos personajes era posible fortalecer el vínculo familiar, aunque no sea la forma recomendada. Justo el sábado 29 de diciembre, me quedé con mi papá en la casa. Él agotado del trabajo, yo sólo agotado. Dormí toda la tarde. Como a las 7 de la noche, me despierto, se escuchaban como cohetes a lo lejos. Otra fiesta patronal por la inauguración de una tienda o simplemente algún grupo de amigos buscando un pretexto para ingerir alcohol previo a las celebraciones de año nuevo. Suenan las sirenas de bomberos. Cada vez más fuertes. Mi papá enciende el televisor y escucho la palabra incendio. Hago lo mismo con la radio y en CPN lo mencionan tres veces más.Mi mamá no llegaba. ¿Qué estaba pasando en verdad?  A la media hora, suena el sonido de la llave y veo bajo el dintel de la puerta a mi madre cogida del brazo por mi abuela y mi hermana de 6 años a un lado. Había cierta palidez en sus caras. "Mesa Redonda se está quemando, hay humos por todos lados, y si no fuera por la señorita que se demoró en atendernos nos habríamos demorado en llegar acá o simplemente no hubiésemos llegado" . ¡Dios salve la ineficiencia de esa señorita, que laboraba en esa fecha en una tienda de ropa para mujeres en el 7mo piso de una galería enclavada en el Mercado Central!

Ese día  466 personas (277 plenamente identificadas y 189 presuntos carbonizados) perdieron la vida y hubo unos 221 heridos. . 

A mitad del siguiente año, ya Mesa Redonda había dejado de ser portada de diarios. Hubo lo clásico: periodistas analizando la situación hasta extraerle todo el morbo que hubiese, autoridades negando su responsabilidad y lanzándose esa "papa caliente", comerciantes practicando el arrepentimiento cuyo tiempo de caducidad fue  de un mes a lo máximo y la frase "ay, pobrecitos ¿no?" gesticulada en los labios de todo Lima. Todos sabían que debía hacerse, pero nadie lo hizo. No somos los campeones a nivel internacional, pero cómo nos esforzamos. La noticia ahora era otra. 

Treinta jóvenes de la clase más pudiente del país murieron en un incendio en una discoteca ubicada en unos de las zonas más exclusivas de la capital. Fue un desbande de frivolidad con un final trágico. Hasta tigres habían. El fuego no discriminaba a nadie por lo visto. Los diarios tenían tiraje asegurado por lo menos para un mes.Incluso había muerto la hija de un otrora congresista del gobierno autoritario de la década pasada. Páginas completas en el Comercio con la historia de cada víctima, todos estudiosos, correctos, buenos hijos. Ningún muerto es malo cuando muere. Los culpables fueron condenados años después.

Una imagen de aquellos días,se me quedó en la memoria e. Una misa celebrada en la cual estaban los allegados a las víctimas de ambas tragedias.Y no, esta vez no había mujeres con uniforme blanco al lado de los pudientes señores. Ahora usaban su ropa de diario. Y las lágrimas caían de ambos bandos.Todos unidos en el dolor.

 Oscar Schiappa-Pietra, abogado que patrocinaba gratuitamente a las víctimas de Mesa Redonda, sostenía que todas las personas son iguales ante el dolor y la tragedia y, que de esa identidad común, nacía una entrañable solidaridad con los familiares del incendio de Utopía. Las barreras de las clases sociales parecían difuminarse.

Recuerdo también que Castañeda, el alcalde años después,  inauguró una plazuela con jardines y bancas en el lugar de los hechos para recordar a las víctimas. Y frente a ese oasis de paz, se habían descubierto durante las remoción de escombros unas ruinas precolombinas. Cada vez que paso por ahí ahora,  esbozo esa sonrisa de desaprobación, de impotencia. El parque fue reemplazado por una galería dos veces mas grande que la anterior y sobre las supuestas ruinas hay una densidad de 4 ambulantes por metro cuadrado en la vereda en la actualidad. 
Durante los últimos años, la noticia de Mesa Redonda se fue olvidando más rápido que lento. A lo más se menciona cuando descubren pirotécnicos en la azotea de una galería cerca de Navidad o si hay incendios por esa zona.

Durante los últimos años también fue infaltable una nota anual o semestral recordando a una víctima del incendio de la discoteca Utopía en los dominicales de la señal abierta. Mesas de análisis, transmisiones en vivo por Canal N de los juicios orales a los acusados, misas anuales en la páginas de Sociales. La semana pasada, hubo una nota en el Somos incluso con entrevistas y todo.
Nunca más volví a ver juntos a los familiares de ambos incendios.

Julio del 2012

Estamos en un país al que le duele admitir que sigue habiendo  discriminación. Una marcada diferencia de clases. No es explícita. Está en los detalles. En las últimas paginas de la sección Luces de El Comercio, en las revistas de la "high society" adornada con las fotos de los eventos más exclusivos llenos de apellidos compuestos, en los bulevars cada vez más alejados de la urbe. Si bien se han acortado las distancias, estas no van a desaparecer y creo a veces, que es una realidad insalvable. 

Todo lo anterior me estuvo revoloteando en la cabeza desde el aniversario de los 20 años del atentado de Tarata. Hubo homenajes, entrevistas aparecidas en las primeras páginas de los principales diarios de circulación, notas en vivo en la televisión. Gente que no sabe ni quien era el líder de Sendero Luminoso publicaba algo al respecto en el Facebook. "Lima reconoció al terrorismo recién ese año" "Los miraflorinos sufrieron como nadie" "El gobierno de Fujimori, robó pero acabó con esa lacra de los terrucos a raíz de eso" entre otros.  Simplemente, me cansó leer tanta frase de ese tipo.

Aclarando, que no soy indiferente al dolor de la pérdida de un ser querido, menos en un atentado sin sentido (el terrorismo fue lo que más jodió al  país en la última década) y que las víctimas de Tarata merecen el mayor de los respetos, debo decir que NO FUERON LOS ÚNICOS. 

Es mentira que Lima no sufría. Hubo asesinatos selectivos,apagones, perros muertos. en los pueblos jóvenes moría gente. Para los diarios, claro, eso no era la capital. Pero eso no fue nada comparado a lo que sucedió y sucede en el interior del país.

Un compañero posteó en el Facebook una imagen recordando que el 16 de julio del 84 hubo una matanza en el que fallecieron decenas de campesinos ayacuchanos, previamente torturados de la peor manera posible.¿En cuantos diarios leí eso? NINGUNO! ¿Acaso no eran peruanos también?¿o son de una clase menor? 
A los dos día de la bomba de  Tarata, desaparecieron los 9 estudiantes y un profesor de la Universidad "La Cantuta". Fueron asesinatos de la forma más execrable por el Grupo Colina. El jueves leí una nota en la República sobre los pormenores del hecho. Ayer salió en Canal N Villa Stein diciendo que los habían premiado rebajándole la pena a los acusados. ¿Qué carajo le sucede a la justicia en este país? Abencia Meza recibió 30 años por ser acusada de cometer un crimen pasional siendo los diarios amarillistas los catalizadores, en parte, de eso. Pero por algo como lo de la Cantuta, no pasa lo mismo. ¿Por qué? ¿Por que eran unos simples estudiantes de una universidad nacional? ¿Por que no se arma un gran revoloteo? 

Agradezco a Carlos Galdós, por escribir sobre ellos en su columna del Somos. Léanla si pueden. Soy un estudiante universitario y me da escalofríos el  ponerme en la situación de aquellas víctimas. Y si tú lo eres también, ponte en su lugar. Sal de tu burbuja por un momento.

No quiero dejar mis conclusiones sobre todo lo anterior. Es un tema que da para mucho más. Creo que bastante rabia e indignación ya hay en todo lo anterior. La esperanza de que algún día cambie esta situación no se me ha esfumado, pero que difícil es retenerla.




domingo, 15 de julio de 2012

La llamada




Soy el único en el departamento. Suena el teléfono y contesto luego del segundo timbre. Levanto el auricular esperando percibir en mis oídos alguna voz proveniente del otro lado de la línea, mas mi espera es infructuosa porque acaban de cortar. Qué extraño.Prosigo con mis labores rutinarias y monótonas de todos los días. Pero un pensamiento se ha apoderado de mí. No me suelta, se ha hecho del control total de mi mente sin dejar espacio alguno. ¿Por qué cortaron la llamada en el preciso instante en que se escuchó mi voz?¿Tendrá algo que ver conmigo?¿Simplemente se equivocaron?¿Por qué súbitamente comienzo a sentir una angustia que me oprime el pecho asfixiándolo  como si fuera un síntoma, una premonición de un cambio radical avecinándose?. Pero lo que más me causa intriga es la ignorancia de saber quien o quienes fueron.

Debo estar paranoico. Cuestiones así pasan por miles a diario y a muchísimos como yo. “No soy un outlier, una excepción a la regla” me vengo repitiendo aunque sin tener  fe en ese conjunto de palabras. Todo parece estar volviendo a la calma cuando, sorpresivamente, la quietud del ambiente vuelve a ser atacada por ese aparato de los mil demonios. Los hechos se van sucediendo exactamente igual que hace unos momentos, haciéndome maldecir al que sea el causante de esta situación. Un torrente de emociones vuelve a  causarme disturbios. ¿Pero qué me está pasando?

Hay un espejo dantesco que es parte de esta habitación desde hace más de 50 años, cuando los primeros inquilinos vinieron a habitarla. Nadie ha querido llevárselo y tampoco se ha sabido responder el cómo llegó allí.. Está colocado de forma vertical y tiene un marco de estilo barroco, recargado de figuras antropomorfizadas que atraen y espantan la mirada del espectador, Lo curioso de esta reliquia es la frase inscrita, cuyas letras se originan en el lado izquierdo, siguiendo su corriente en el lado superior desembocando en el lado paralelo: Fallaces sunt rerum species [i] Es en ese texto donde se ha centrado mi mirada,  donde puedo observarme desde la posición en la que me encuentro de forma frontal. Allí está mi imagen como protagonista excelsa acaparando casi todo el espacio del cristal, reproducida fielmente hasta el más mínimo detalle, desde la gota de sudor que va abriéndose paso por mi mejilla hasta las manchas impregnadas de algún licor que bebí anoche en mi vestimenta de turno. Incluso aparece el teléfono, que por cierto está sonando por tercera vez. Sólo diferimos en algo: Donde deberían estar las comisuras de mis labios simplemente…no hay nada. Quiero gritar hasta expulsar todo el temor que doblega mi espíritu. Debe ser uno de esos sueños a los que solemos denominar como pesadillas. A punto estaba de desquitarme con el objeto causante de mi frenesí de sentimientos, cuando otra situación altera mis planes. El teléfono ya no expulsa ruido alguno.

Soy yo el que lo ha contestado. Mejor dicho, ha sido mi yo en el espejo, esa copia burda sin labios la que sostiene el auricular y solo atina a asentir con la cabeza volviendo el teléfono a su posición inicial, observándome minuciosamente en todo momento como preparándose para atacar y esperar una señal en especial. Mi mente parece que ha sufrido una implosión. El instinto me hace retroceder de inmediato pero la distancia entre nosotros no se ha acortado a pesar de mis movimientos, porque mi otro yo en el espejo ha traspasado sus fronteras y se encuentra pisando el mismo suelo que yo. Se adelanta a mí y cierra la puerta empezando a forcejear conmigo. Caemos al suelo. Sabe de antemano como me voy a mover, cómo ataco y defiendo, obsesionándose con mis puntos más vulnerables del cuerpo y tomando ventaja de ello. Voy perdiendo la conciencia y mientras voy cerrando mis ojos lentamente, como si el tiempo se hubiese detenido para mí en una conspiración junto con mi oponente, veo que está entrando  a la cocina sin verme si quiera, postrado en el suelo ya  derrotado y humillado. Mis fuerzas me están abandonando así que no opongo resistencia a lo que me indica el cuerpo entregándome al total abandono de la realidad.
 
La tranquilidad parece haberme acogido como su huésped de nuevo. Mientras va apareciendo la luz en mis ojos todo lo antes mencionado parece no haber sido nada más que una elucubración de mi imaginación causada por una mala noche de tragos o un sueño mal conciliado,. Pero es un líquido caliente bañando mi rostro lo que me hace salir del letargo. Al exponerme al contacto de mis manos, me horrorizo al ver que es sangre lo que las tiñe de rojo .Donde deberían estar mis labios solo hay rastro del hilo con el que se han sellado mis esperanzas de vociferar ferozmente. Se escucha un sonido lejano mientras agonizo. Es una risa de victoria, de libertad, de gozo. El sonido de una puerta cerrándose culmina con la misma. En el vidrio del espejo alguien, usando aquello que solía recorrer mis venas y arterias como si fuera pintura, ha trazado letras en las que si se lee cuidadosamente, hasta la fecha se puede  entender un “Mi turno recién ha comenzado.” No alcanzo a sentir nada más.


1La apariencia de las cosas es engañosa”, Séneca

domingo, 8 de julio de 2012

Santiago, serás recompensado



¿Quieres estar conmigo? Tres palabras, dos signos de interrogación. Fácil de escribir, difícil decirlo. Sobre todo para Santiago. ¿Quieres saber el porqué? Esta es la tragicómica y breve historia de Santiago. No es el personaje atormentado ni atribulado de problemas psicológicos de las grandes tragedias narradas a lo largo de la historia de la literatura. Él sólo tiene una vida exenta de problemas. Su familia es sólida, sus padres son más unidos que un chicle pegado a la suela de un zapato, su hermano menor no es para nada hiperactivo como la nueva camada de niños que hay hoy en día y sus abuelos son la versión moderada de los Rolling Stones. Encima no peligra en repetir su último año de secundaria como sus demás compañeros que tienen una afición a coleccionar cursos jalados. Solo le faltaba algo, eso que le diera el plus que necesita para tener lo que él considera el factor clave para tener la etapa de colegio perfecta: la enamorada. Y quien mejor que Verónica para representar ese papel.

El problema es que Verónica es demasiado para él según la mecánica del estatus mundial. Es decir, es la típica chica que ha salido con toda la selección de fútbol y le gusta a todo el equipo de básquet y atletismo, exacto, a los mismos a los que Santiago ayuda a pasar en los exámenes. Y para hacer la historia con más clichés todavía, es la única rubia con ojos azules de verdad en la promoción. ¿Cuál es la diferencia entonces? Que Verónica sí le habla. Es decir, son amigos desde hace dos años, cuando por esas casualidades del destino un profesor de Química los juntó para hacer un trabajo en el laboratorio durante dos horas. Santiago no pudo gesticular palabra hasta que Verónica rompió unos de los tubos de ensayo y él se auto culpó por el hecho. Prefería mil veces que lo suspendan a verla sufrir. Tuvo tanta suerte ese día, que hasta lo premiaron haciéndolo quedar una hora a la salida junto con ella para limpiar el salón. Y aunque ella era la única que hablaba mientras él la miraba embobado, sabía que algo había nacido, por lo menos, algo que no lo dejaba dormir durante las noches. Supo que llegó al límite del ridículo cuando empezó a sacar cuentas de cuántos hijos iba a tener.

Pero esto es quinto año, su última oportunidad, el todo o nada, salir del “friend zone” o quedarse ahí para siempre. Su plan a largo plazo parece no haber funcionado. Sabe que la amistad entre hombres y mujeres no existe realmente o es solo un premio consuelo de aquellos que se dan cuentan que nada más surgirá de ahí. Pero, maldita sea la hora en que la esperanza decidió quedarse en la caja de Pandora y en su mente también. Ni siquiera la pudo invitar a la fiesta de Promo porque decidió ir con uno de esos tipos llenos de esteroides que practican rugby y que se originan en quinto. Lo peor no fue eso, sino escuchar en el baño, de propia boca del maldito, todo lo que este planeaba hacerle después de bailar y tomar aquel día. Todo parecía perdido. Él seguiría siendo su amigo hasta que la universidad termine por absorber por completo a ambos y pierdan los temas de conversación comunes, ya que aún no se han descubierto los vínculos que puedan existir entre la física nuclear y el teatro, por más que una serie como “The Big Bang Theory” se esfuerce en vencer la triste realidad.

Pero un buen día, porque siempre hay uno, el Señor de Muruhay, Melchorita, Sarita Colonia y toda la pandilla de santos y beatas de las estampas de su abuela decidieron apiadarse de él. Verónica le pidió que la ayude en un curso del cual Santiago no tenía la más mínima idea pero que estudió como si fuera su examen de admisión un día antes. Estuvo una hora y media esperando afuera de su casa, incluso llovía, pero ella seguía mandándole mensajes diciendo que ya llegaba. Mandó al diablo toda su timidez cuando volteando la vio en la esquina siendo víctima de los gritos del orangután ese que ya mencionamos en el párrafo anterior. Lo peor no fue fungir de peleador callejero y lograr resbalarse en medio de la acera antes de siquiera estirar su brazo para propinar un golpe. Sino el “ay, qué lindo que eres” justo en el momento en que los labios de Verónica se dirigían a los de su rival. Cabizbajo y sintiéndose estúpido, decidió pasar por la casa de ella y lanzar una piedra  a la ventana del segundo piso. La piedra no volvió a salir de la ventana pero sí un grito de dolor. Ya en la clínica conoció a la dueña de aquella herida sangrante en la cabeza. Su nombre era Gloria, poseedora de un cuerpo  y una sonrisa acordes a su nombre. Era una prima lejana de Verónica que vino a conocer el país desde Dinamarca, sin esperar obviamente recibir piedras lanzadas por despecho por cierto. Cansada de escuchar los lamentos de Santiago, lo calló chantajeándolo con una salida a cenar. Mientras en plena cena, él observaba de donde podría salir la bala que el sicario ,que de seguro contrató esa vikinga loca, lanzaría contra su cuello ella se le mandó con un “Que aburrido todo esto, vamos a mi habitación” en un español con un acento bien tosco pero que él sintió como si se le hubiese aparecido Charlie Harper diciéndole que es el elegido para asumir su papel en la vida real.

Y para todos aquellos enfermos que esperaban una escena de alto calibre, los desilusionaré diciendo que no. No pasó nada. Bueno, nada de lo que estás pensando. Súbitamente en la habitación apareció la imagen de Verónica diciéndole que estuvo enamorada de él no desde tercero, sino desde el segundo año. Que actuó como una pusilánime solo para que la emoción de ese  momento fuese mayor y le confesó que el rival acérrimo de Santiago no pasaba de ser un gay no declarado que practicaba teatro en secreto. Y aunque nunca quedó claro si la piedra lanzada por Santiago también fue algo premeditado, esto pasó a segundo plano mientras él la besaba como si fuese el último día de su existencia y la danesa lloraba de la emoción como si estuviese viendo un culebrón “made in Mexico”. Y aunque esta historia parece de ciencia ficción, con lo locas que están las mujeres de hoy en día nunca se sabe que es lo que puede pasar. Soñar no cuesta nada, dicen por ahí.